Todo sobre James Bond 007

12:13 p. m. |
Confieso que James Bond me sedujo desde la primera que vi, hace muchos anos.
Desde la presentacion de sus creditos, que mezclaban imagenes oniricas, colores, musica y figuras abrumadoramente femeninas,con excepcion del propio Bond, hasta sus escenarios, sus personajes antagonistas, el mundo de accion mexclado con el glamour de la dimension en que se desarrollaban las acciones.
Nunca me perdi una sola.
Bond me subyugaba cada vez con su sentido de aventura, su ficcion basada en las novelas de Ian Fleming.
Confieso igulamente que algunos me defraudaron francamente, pero seguia mi adiccion a esta serie.
Variaban las tramas, los enfoques y hasta los actores. Pero Bond seguia ejerciendo una atraccion fascinante.
Un elemento fundamental era el tema musical. Era un logro de quien tuvo a bien concebir ese tema, tan adecuado el temperamento del agente ingles, su enigmatica sonrisa, la concentrada maldad de sus antagonistas y la belleza bastante nordica de cada una de sus mujeres.
Se que James Bond es una fantasia total.
Pero no me importa.
Soy adicto a Bond.
Soy fiel a los Bond.
Y me parece que la version que llega el jueves 21, ha de levantar el entusiasmo de nosotros, los que amamos a Bond.
Sobre esta nueva entrega

Sobre esta version...

“Casino Royale”, la última aventura de James Bond, es un film llevado a cabo por un director, un guionista, un actor y un equipo que saben que no se pueden permitir el lujo de defraudar a su público.
No es solo una película de acción, ni una película de espias.
No es una película de persecuciones, de malos poderosos y de efectos especiales espectáculares.
No.
Por encima de todo eso, es una película de James Bond, un personaje cinematográfico que casi todo el mundo tiene en la cabeza (aunque no hay que olvidar que también es un personaje literario, y de hecho, en la literatura fue donde nació).
Es por ello, por esta fama que le precede, que cuando el espectador se sienta a disfrutar de esta película, se vuelve más exigente; espera una aventura que supere a la anterior. Aunque, de la misma manera, esa fama provoca que se le de un voto de confianza por tratarse de un personaje tan conocido y mítico para todos.
Martin Campbell, quien ya dirigió al actor Pierce Brosnan en “GoldenEye”, sabía todo esto cuando se puso tras las cámaras y decidió mostrar un agente 007 como no se había mostrado antes.
Asi que decidió volver a los orígenes creativos del personaje: recuperó el James Bond de la novela, el James Bond más oscuro, distante, serio y crudo, el James Bond que está comenzando en una larga (y exitosa) carrera como espía al servicio de la Corona Británica.
Algo que mucha gente tiene en mente al ver esta película, y que es casi inevitable, es la comparación del actor Daniel Craig con los anteriores “James Bonds”: Sean Connery, Roger Moore o el ya mencionado Pierce Brosnan, entre otros. Y nos damos cuenta que Craig parece desencajar con la estética más elegante y “británica” de anteriores intérpretes. Es por ello que, cuando vas al cine, cierto recelo te acompaña.
Pero cuando comienza la película y te vas involucrando en la historia, viendo como James Bond consigue su mayor logro: ser un agente 007; viendo como James Bond aún no es el respetado espía británico que tantos adoran, y viendo como James Bond mata con menos elegancia y es capaz de enamorarse, entonces te das cuenta que era necesario un cambio de actor.
Así que, es justo reconocer que Daniel Craig realiza una interpretación bastante buena, acoplada muy bien al personaje de un espía procedente de familia humilde (algo que se entreve en uno de los diálogos) que se protege con un gran ego aún sin pulir.

El argumento

La historia habla de Le Chiffre, un banquero suizo que se dedica a guardar el dinero de todos los terroristas importantes del Mundo. Un malo digno de James Bond: frio, calculador, inteligente y cruel. Y, también, humano. Un enemigo que no busca conquistar el mundo, si no, sencillamente, tener mucho dinero y que nadie se interponga en su camino.
James Bond, a través de una red de terroristas, acaba dando con él, y decide salirse de la investigación del M16 (el Servicio de Inteligencia Británico) para llegar hasta el fondo de un asunto que pinta realmente sucio.
El agente secreto más famoso de la historia del cine, James Bond, ha regresado a la gran pantalla para mostrarnos una cara ligeramente disinta detrás del ya conocido escaparate de chicas guapas pero traicioneras, poderosos crueles y coches caros.
El agente secreto más famoso de la historia del cine, James Bond, ha regresado a la gran pantalla para mostrarnos una cara ligeramente disinta detrás del ya conocido escaparate de chicas guapas pero traicioneras, poderosos crueles y coches caros.

El guion

El guión, aún siendo fantasioso y exagerado, sabe como mantener el ritmo y darle cierta consistencia (mediante la historia personal y humana de James Bond) a una película que no puede ser tomada demasiado en serio. Es una película de acción y aventuras, pero al menos posee un guión minamente sólido que sabe que no solo los dramas y las comedias deben tener una historia bien estructurada detrás.
Pero en esta película hay que comentar dos aspectos importantes: el propio personaje de James Bond y su relación con quienes le rodean, y como se han limado las exageraciones de películas anteriores.
El primer punto es el referente a ese James Bond más crudo y sensible que poco a poco se va convirtiendo en el que todos conocemos, y como se relaciona con personajes que, aún siguiendo los tópicos de anteriores entregas, parecen luchar por ser algo menos topicos: el malo es poderoso y frio, pero no pretende conquistar el mundo. La chica es atractiva y llamativa, pero se aterroriza ante la violencia y es contable; el propio James Bond es capaz de vencer a quien se le ponga delante, pero demuestra que es vulnerable, tanto física como psicológicamente. Cada personaje ha sido detallado más sutilmente, mostrando una mayor profundidad que personajes de otras entregas anteriores de James Bond. Eso sí, que nadie espere una película donde se hace un análisis íntimo a base de diálogos profundo: sigue siendo una película de acción en toda regla.
Read more…

Mi agenda sale el martes 19....

7:28 p. m. |

Agenda para Poder Vivir 2007

Sale la semana próxima.
Es un producto editorial
muy trabajado.
La foto de portada es
de Vianco Martínez.
Es una nina de Jimaní.
Se llama "La sonrisa
invencible de Jimani".
El disenador de la
portada es Joan Mak
Guerrero.
Estara de venta en las
librerias Thesaurus y
Cuesta.
Es mucha la gente que
me esta contactando
para adquirirla.
Les agradezco.
Un grupo de empresas
e intituciones
ya la han comprado....
Quienes tengan interés en la
AGENDA PARA PODER
VIVIR, me pueden escribir a
joserafael.sosa@gmail.com
Gracias a todos.


Read more…

La miseria sexual de los hombres casados

5:29 p. m. |
Parecería interesante que un hombre analice, con las limitaciones que le impone su condición de genero, la miseria sexual que afecta a los hombres de su generación.
Hace un tiempo, un grupo de damas me solicito una conferencia que versara acerca de la razón por la cual la pasión de los esposos respecto de sus esposas, dura tan poco tiempo y -por via de consecuencia.- hay tantas esposas sexualmente infelices.
Me costó pensar en el tema y escribir unas notas, que ahora comparto desde mi blog a fin de que hombres y mujeres reflexionen

Antes de comenzar....

El tema de esta intervención toca un área extremadamente sensitiva y cargada de prejuicios y tabúes. Cuanto se dice aquí de los nombres no es necesariamente aplicable a todos los hombres en todos los momentos.
Ni siquiera a una gran parte de los hombres en una buena parte de los momentos.
Es una posibilidad matemáticamente establecida, que estos contenidos no se apliquen a nadie, en ningún momento.
Pero....puede que haya hombres así, o que sólo sean el fruto de la imaginación de un escritor que se puso a fabular contra su género.
Pero si por casualidad, a usted le ha tocado la excepción que confirma la regla, es la hora de ir buscando salidas.
Usted se encuentra en una trampa de infelicidad intima, común a millones de mujeres en el mundo.
Un fantasma recorre del mundo: la muerte de la pasión en las parejas.
¿Culpables? : la egoísta y misteriosa actitud de los hombres.

Una labor imposible

Mi trabajo esta noche es menos que imposible: enseñarles a ustedes en hora y media, lo que me ha costado 35 años aprender y que, al final del camino, se transforma en nada: tres matrimonio que concluyeron en tres divorcios. Es como si nos planteáramos una labor imposible.
Entonces ¿ qué hacemos aquí, si por adelantado, ya nos declaramos impotentes. Si, impotentes. Esa es la palabra. No dotados de la potencia necesaria para detallar y exponer didácticamente un tema del que nadie quiere hablar claramente: la inmensa insatisfacción, y consecuentemente, la tremenda frustración que cargan sobre si, millones de mujeres en todo el mundo: las llamadas al calvario de soportar una relación íntima con sus parejas y maridos, en la cual – al cabo de algunos años transcurridos- se le fue el olor inicial, tal cual ocurre como el frasco de perfume dejado destapado al descuido. Se trata eso: de retratar con nombres y detalles, las características de una crisis silenciosa e innominada.
¿Cómo lograr que se mantenga la magia?
¿Cómo mantener la frescura de aquellos días en los que se anhelaba y se procuraban los momentos más solitarios y tranquilos para entregarse sin freno alguno a las mágicas volteretas el amor bien entendido y mejor practicado?
¡Se nos muere el amor sexual! Mas nadie se queja de su fallecimiento, al menos públicamente. Es una tragedia sin dolientes, que apenas se recupera en la sala de terapia o en la inmensidad de las horas de angustia contenidas, con lágrimas o sin ellas, en la habitación marital de cualquier mujer del planeta.
Y se resume todo en una pregunta desgarradora: ¿ Por qué mi marido no es como cuando éramos novios? ¿ Qué cambió en el panorama? ¿ Por que ahora nos guía la rutina repetitiva y no la creatividad apasionada de vivir de la mejor manera la plenitud inolvidables de los orgasmos que la vida me debe?
El desafío que tienen las mujeres casadas o que viven en parejas s tan simple como inmenso: transformar sus maridos en amantes de moteles.
¿Qué piensan los hombres que
a ustedes no les dicen que piensan?
Durante muchos años me he dedicado a estudiar los hombres. Me parecen tan curiosos, tan únicos, tan inmerecidamente incomprendidos, tan especiales. Los hombres han formado una sociedad a su imagen y semejanza.
En uno de los días de Semana Santa, alcanzamos a ver un programa de concursos de parejas en un canal mexicano, llamado Agua y Sabor, con una mecánica muy simple: dos parejas previamente seleccionadas son llevadas al plató o escenario, donde hay dos cubículos de cristal en los cuales son metidas las dos esposas, mientras que los maridos quedan fuera .Los dos presentadores van haciendo preguntas a los maridos sobre su vida cotidiana y de pareja, que estos deben responder escribiendo la respuesta en una pizarra fuera del alcance de sus esposas. Si la respuesta que ofrece la mujer no es correcta, el cubículo transparente se va llenando de agua que entra por dejado. Mientras más respuestas equivocadas, entrará más agua y la mujer tendría que ponerse un "snoquer" –respirador- y una escafandra cuando el agua le suba del cuello.
Las mujeres estuvieron a punto de ahogarse, porque los maridos no sabían, por ejemplo, ¿cuál era el lugar preferido de ella para ser acariciada? El único acierto de un marido que ya tenía diez años conviviendo con su mujer, fue cuando se le preguntó ¿ cuál había sido el detalle amoroso más delicado que había tenido con su mujer en los diez años de matrimonio? La mujer contestó lo mismo que el tipo escribió en la pizarra: "Ninguno". No era un hombre de detalles. Eso, ella si lo tenía claro. ¡Pero tenían diez años juntos y el no sabía que el lugar que más la estremecía al ser acariciada era la cadera y no el oído, como él escribió en la pizarra.!
(Además, se nos ocurre preguntar ¿ por qué no meter a los hombres en el cubículo para que el ridículo de mojarse y el riesgo de ahogarse frente a cámara corriera a cargo de los machotes mexicanos? Pero la respuesta es obvia: Era en México. (Aun cuando podía haber sido en cualquier punto de América Latina, incluyendo a Venezuela o Cuba). Pero era México.

El desconocimiento del amor

Simplemente que el desconocimiento de la pareja es la parte visible de un problema mayor: el desconocimiento del amor. Los hombres nos cultivamos como sepultureros del afecto, producto de una vieja tradición patriarcal.
Nos enseñaron a no mostrar afecto. A no ser sensibles. A no abrirnos interiormente y esta es una deficiencia que trasciende la vida de pareja y va mucho más allá en nuestra personalidad.
Los hombres no hemos aprendido a amar con constancia espiritual, firmeza pasional, detalles cotidianos y profundidad emotiva. A eso se reduce todo.
Pero es que , cuando menos en la vida de pareja, ¿somos tan predecibles y rutinarios?
Lo grande de caso es que no somos iguales con todas las mujeres.
Tenemos un patrón de comportamientos íntimos para con la mujer que vive con nosotros, con la compañera de vida, con la que nos da los hijos, con la que sobrelleva el peso emocional del hogar....y otro comportamiento para con las amigas íntimas y amantes de ocasión, siendo exactamente el mismo hombre, irreconocible de acuerdo con la perspectiva desde la cual se le observe. Es como jugar dos caras, dos rostros, dos papeles diferenciados y distintos.
¿Si las mujeres casadas o que viven en parejas pudieran ver cómo sus hombres hacen el amor con las amantes, jurarían que no se trata del mismo hombre? No les parecería creíble que el tipo con que viven, el de una vez o dos a la semana, el del "One, two, tree" sea el mismo ser inconcebiblemente mágico e indescriptiblemente erótico que están viendo - con otra- en la pantalla.
Es una especie de desdoblamiento personal difícil de explicar y un tanto más difícil de entender.
¿Será un conjuro, una sentencia ancestral o un designio inentendible en sus orígenes?
Veamos como piensan, realmente los varones tradicionales:
La siguiente es una relación de expresiones recogidas entre ellos:

-Yo no voy a la discoteca con mi mujer. Ahí uno va a divertirse.
-El nombre que se erecta (se le para) bailando un bolero con su mujer , es un degenerado sexual.
-Hacer el amor en mi casa ya es como cepillarme los dientes. Hay que hacerlo porque... hay que hacerlo.


El umbral de los tres años

En materia de intimidad es riesgoso hablar en términos de plazos y tiempos mortales, pero los hombres se han dado a entender de forma tan previsible que su actitud resulta cuantificable.
En las parejas que deciden vivir juntas, de acuerdo con los cánones tradicionales - vale decir sobre la aceptación de los valores de una sociedad erigida por hombres y para hombres- (mírese finalmente, desde la perspectiva de género, las listas de las candidaturas) las condiciones que genera un convivir sin altura de miras, sin creatividad, sin tolerancia, sin posesividad, sin egoísmo, produce un desgaste de la vida sexual que como promedio resiste con cierta hidalguía los tres primeros años de la relación. Es una verdad que poca gente se atreve a pronunciar. La vida sexual de las mujeres en las parejas, luego de estos 36 meses- en general- pasa a tomar un tono gris y anodino. De ahí a vivir una vida fingiendo orgasmos, no es mucha la diferencia. Siete de cada diez mujeres casadas - otro cálculo atrevido, fácil de desmentir pero que todos sabemos en nuestra vida real que es así- pasarán por un trayecto de miseria íntima indescriptible.

¿Pierden la pasión los hombres varones?

No. Ocurre es que no asimilamos la relación de pareja como el compromiso de vida que debe ser, como la vinculación vital a que llama la existencia. No perdemos el interés sexual en la mujer, lo que ocurre es que la desviamos hacia mujeres que no son con las que vivimos.
Somos fogosos, creativos, imaginativos, atentos y multivalentes con las novias y las amantes. Pero hasta ahí llegó el pale.
La cara de satisfacción plena, del ego satisfecho con que se sale del motel, se transforma en una expresión facial fría e indiferente cuando los acercamos de nuevo a la mujer que compartimos nuestra vida, con esa con que voluntariamente, nos comprometimos a vivir.
Dejamos de ser el hombre fogoso de hace un rato y cumplimos con las obligaciones "íntimas" casi por un asunto de obligación, para cubrir apariencias, por dejarnos llevar por el ritmo embrutecedor de una cotidianidad mal entendida y peor vivida.
Una violencia masculina
Hay mucho tipos de violencia masculina.
Tenemos violencias aborrecidas por la sociedad y otras invisibles a los ojos del rápido pasar del tiempo.
Rasgamos vestiduras con esas bestias capaces de maltratar, herir o matar a sus mujeres y hasta sus hijos (en algunos casos tienen el buen sentido de matarse), y frente a esa violencia, nadie tiene nada que objetar.
Las personas comunes y corrientes, desde la tranquilidad de sus hogares, donde leen los diarios o miran la televisión, se lamentan, condenan esos hechos violentos y emanan un veredicto que les deja la conciencia perfectamente tranquila.
Pero....y la violencia psicológica que implica la miseria sexual a que sometemos a nuestras compañeras al proporcionarles una vida íntima invivible por repetitiva, previsible y carente de pasión.
Y cuando se habla de parejas, no estamos hablando sólo del matrimonio sino de todas las vidas en parejas. ¿Con cuál motivo la gente se une en pareja?. No es sólo para tener responsabilidades comunes en el plano económico, no es sólo para tener hijos a los cuales dejar bienes o deudas, no es sólo para llenar un requisito de los procesos existenciales de cada cual. Se une la gente en pareja para disfrutar esa parte tan rodeada de ignorancia, estimas y fantasías que es la pasión sexual.
"Si no fuera por esos momentitos" fue una frase popularizada por la publicidad de una marca de alcohol producto de la creatividad de Yaqui Núñez, una de las que más intensamente caló en el imaginario colectivo. Todavía se repite, como ahora.
Y ciertamente, "esos momenticos" deberían no ser "momenticos", deberían ser momentos extensos y bien disfrutados. Sin la prisa que tenemos al recorrer los tres puntos de nuestra precipitada gira por el cuerpo femenino, sin la precipitación final a que nos lleva el costumbrismo (9 de cada diez hombres sufren de eyaculación precoz,- dato vergonzante que nos querrán decir que es incierto- pero todos sabemos que si...todos sabemos.
Hay que rescatar la vida sexual de las parejas. Aun cuando esto, implique por reconocer que los hombres somos los principales responsables de esa miseria sexual. Esto demanda el valor y consistencia. Y eso es lo que no existe en una sociedad tan hombruna como la que sufrimos.

Por el Rescate de la Vida Intima

La sociedad tiene de por si grandes dilemas por delante.
Sumarlo ahora uno más, el de la pobre viva sexual de las parejas, sería injusto.
Esa es una carga individual. Personal. Una responsabilidad de cada pareja.
El asunto es simple. El hombre que es el amante fogoso, debe ser el marido fogoso, sin amantes.
Para lograr esa transformación, el camino está ahí, indicando su ruta: la renuncia al egoísmo masculino, a la infidelidad masculina, al rejuego masculino por esquivar el bulto de la responsabilidad de potencial la vida interna de la pareja.
Es simple: amar o no amar a la mujer con la que vivimos.
Si lo que queremos es una mujer que nos haga los oficios, es mejor llamar a una agencia de empleos. Resulta menos complicado y más barato.
Pero si lo que queremos es una rica viva en común, compartir plenamente una existencia entonces el reto es formidable e inmediato: La autenticidad.
Cualquier otra consideración, sale sobrando.
Read more…

Produccion de Noticias y Reportajes de Radio

7:11 a. m. |
Estoy hoy ofreciendo un taller sobre Produccion de Reportajes y Noticias de Radio a periodistas de San Francisco de Macorís. Lo organiza el Colegio Dominicano de Periodistas.
Esta es una muestra de los materiales de apoyo para que sirvan de orientación a quiens participan.

La Radio
(Notas tomadas de la Pagina del
Ministerio de Educación y Ciencia de España,
en su web referente a los medios
de comunicación)

Características generales del medio
La radio genera una situación comunicativa muy particular, en la que emisor y receptor se ven sin ser visto, en la que se perciben espacios sin ser percibidos, en la que, sobre la nada, se dibujan mares, ríos, montañas, animales, rostros, sonrisas, tristezas,...


La radio, como muchas veces se ha dicho, es un medio ciego, pero también es, al mismo tiempo, un mundo a todo color.
La radio es todo eso porque, en aquel que la escucha, genera constantemente imágenes mentales que, a diferencia de esas otras imágenes que ofrecen el cine, la televisión, la prensa, la fotografía o los videojuegos, por citar algunos ejemplos, no están limitadas por espacios, ni por pantallas, ni por colores, ni por sonidos. Y tampoco están limitadas, ni mucho menos, por el lenguaje radiofónico; un lenguaje que, como luego veremos, presenta una gran riqueza expresiva y unas extraordinarias posibilidades de explotación.
La capacidad de generar imágenes mentales en los oyentes es, sin duda, la principal especificidad de la radio como medio de comunicación, aunque tradicionalmente también se le han atribuido otras propiedades a las que necesariamente tenemos que referirnos: su inmediatez, la heterogeneidad de su audiencia, su accesibilidad o la credibilidad de sus mensajes. Además, la radio, en comparación con la prensa o la televisión, es barata y técnicamente sencilla.

No hace falta disponer de grandes infraestructuras para emitir, ni trasladar cámaras, ni equipos de iluminación, ni poner en marcha impresionantes rotativas.
La radio, pese a los avances que han experimentado otros medios gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, sigue siendo, en la actualidad, la más rápida y la más instantánea, sobre todo a la hora de transmitir acontecimientos noticiosos de última hora. De la misma manera, la radio no ha perdido la virtud de llegar a todos los públicos, porque, entre otras cosas, sus mensajes son sencillos y fáciles de entender, porque su escucha es compatible con el desarrollo de otras actividades, porque entretiene, porque no es necesario saber leer, porque es gratuita, y porque, a diferencia de la prensa, la televisión o el cine, para algunas personas discapacitadas no interpone barreras.
El medio que nos ocupa ha inspirado tradicionalmente una gran confianza entre sus seguidores, posiblemente porque la mayoría de los locutores se dirigen a ellos de tu a tu, les despiertan por la mañana, les acompañan durante la noche, conversan con ellos, les hablan..., y casi siempre con un halo de naturalidad y amistad que difícilmente se aprecia en otros medios audiovisuales. En la confianza que despierta la radio entre la población española, posiblemente radique el hecho de que, hoy por hoy, siga suscitando una gran credibilidad. Pocos ponen en duda, por ejemplo, la veracidad de la información radiofónica.
Pero como podrás intuir, no todo son ventajas. La radio tiene otras características que conviene no perder de vista, ya que influyen poderosamente sobre el trabajo diario de sus profesionales y condicionan gran parte de las tareas productivas más cotidianas, como la redacción de los textos y la locución. La radio, no lo olvides, es un medio exclusivamente sonoro y, por tanto, en la percepción de sus mensajes sólo participa uno de los cinco sentidos: el oído.
Además, la radio es un medio acusmático, ya que, como señala en su libro La audiovisión Michel Chion, uno los teóricos más prestigiosos en el campo de la comunicación audiovisual, no aporta imagen alguna del origen de todos aquellos sonidos que constantemente emite.

La Producción en Radio

En el terreno de la comunicación radiofónica,
la producción está estrechamente ligada al
concepto de programa, en tanto que, globalmente
entendida, afecta a todo el engranaje
que debe ponerse en marcha para
la emisión de cualquier espacio,
por pequeño que sea.


No obstante, es obvio que, en función de la envergadura del producto que se pretenda emitir, el proceso de producción será más o menos complejo. De hecho, no es lo mismo producir un informativo de actualidad de 60 minutos de duración que una cuña publicitaria de 20 segundos, como tampoco supone la misma dedicación la preparación de un magazine diario, que siempre sigue una estructura más o menos similar, que la de un dramático radiofónico, para cuya materialización se precisará, entre otras cosas, de una buena selección de músicas, de efectos sonoros, de voces, así como de la confección de un guión exhaustivo.
En las emisoras de radio, la mayoría de los programas cuentan con el respaldo de un cuerpo de productores/as. Ellos/as son las personas que se encargan, por ejemplo, de concertar entrevistas, de contactar con los tertulianos, de buscar toda la documentación necesaria para la emisión de un reportaje, de preparar los temas musicales que formarán parte del espacio para el que trabajan, de seleccionar efectos sonoros, etc. Este cuerpo de profesionales pasa muchas veces inadvertido, pero sin su dedicación sería prácticamente imposible la emisión de muchos de los productos que conforman la oferta de las distintas emisoras.
La producción implica, igualmente, la puesta en práctica de las diferentes técnicas de las que te hablamos en los capítulos La comunicación radiofónica y ¿Cómo se hace?. Ten en cuenta que si se ignoran las características específicas del medio, si se desconocen las posibilidades del lenguaje radiofónico y su riqueza expresiva, o si se sabe poco acerca de los aspectos relativos a la realización o la confección de un guión, difícilmente se estará en condiciones de afrontar una buena producción.
Por otra parte, y precisamente por esa estrecha relación que la producción guarda con los programas, los procesos que se deben poner en marcha están muy condicionados por los llamados géneros programáticos, es decir, por las formas de transmisión de los contenidos.
Sin embargo, en muchas ocasiones el concepto de género se utiliza como un mero sinónimo de gran contenido, por lo que es relativamente fácil encontrar alguna bibliografía sobre medios audiovisuales en la que se afirme, por ejemplo, que los principales géneros radiofónicos y televisivos son: los Informativos, los Educativos, los Documentales, los Infantiles, los Deportivos, los Religiosos, los Culturales, etc. Como podrás comprender, nosotros no compartimos clasificaciones similares a ésta, ya que, en función de lo que hemos explicado, está claro que un mismo género (es decir, una misma forma de transmisión), puede afectar a contenidos distintos.
Sin ir más lejos, en el apartado La programación radiofónica hablamos de radiofórmulas musicales y de radiofórmulas informativas, lo que supone formas de transmisión similares para contenidos bien dispares. Igualmente, en la oferta radiofónica actual es posible sintonizar magazines de entretenimiento, magazines musicales e, incluso, magazines religiosos. De hecho, el Magazine es un género que se distingue y se diferencia de otras formas de transmisión de los contenidos porque formalmente incorpora diversas secciones o espacios (ver glosario)
Los géneros informativos
La Noticia, a la que nos referimos ampliamente en ¿Cómo se hace? -allí te explicamos sus peculiaridades y te enseñamos a construirla- es, sin lugar a dudas, la fórmula estrella de transmisión de los contenidos informativos radiofónicos y es, también, la base sobre la que se edifican los dos géneros predominantes en el terreno de la Información: el Boletín y el Servicio Principal de Noticias, también conocido como Radiodiario, Diario Hablado, etcétera.
El Boletín, presente en todas las emisoras generalistas y en muchas de las estaciones eminentemente musicales, pero que ofrecen algunas dosis de información coincidiendo con las horas en punta, es un pequeño bloque de noticias que, como afirma Francisco Sanabria en su libro Información audiovisual, presenta con brevedad las novedades más importantes y recientes de la actualidad informativa. En radio, los boletines suelen tener una duración de entre 3 y 5 minutos y, como advierten los profesores Josep Maria Martí, Montserrat Bonet y Juan José Perona en La ràdio a Catalunya, la alta presencia que este género tiene en el conjunto de la oferta convencional española -supone alrededor del 8% del total- obedece, fundamentalmente, al hecho de que los boletines son el más claro exponente de las características del medio radio (rapidez, simultaneidad, etc.), así como el elemento que ayuda al oyente de una determinada emisora a seguir la evolución que la actualidad informativa experimenta a lo largo de toda una jornada. (BOLETIN DE NOTICIAS)
El Servicio Principal de Noticias es lo que todos conocemos como un informativo por excelencia (equivaldría a los telediarios televisivos), cuya duración oscila entre los 30 y los 60 minutos. Este género suele estar conformado por 3 grandes partes. La primera de ellas es un tramo que actúa de entrada y en el que, a modo de batería de titulares o sumario, se avanzan las noticias que de inmediato serán ampliadas. La segunda es el cuerpo del informativo propiamente dicho, donde se desarrollan todos los temas. Finalmente, la tercera es el cierre del informativo, una suerte de recordatario muy similar al sumario de entrada.
Como señala Francisco Sanabria, el propósito del Servicio Principal de Noticias rebasa la pura difusión y entra en el análisis y la interpretación, por lo que suele ser habitual que, a lo largo del programa, aparezcan informaciones con las voces de sus protagonistas, así como reportajes y entrevistas.
El Servicio Principal de Noticias es un género típico de la radio generalista y, como mínimo, suele programarse tres veces al día. Ten en cuenta que aproximadamente el 40% de la Información que emiten las grandes cadenas se hace mediante esta particular forma de transmisión de los contenidos de actualidad.
En los Servicios Principales que se pueden escuchar a primera hora de la mañana se confiere especial relevancia a la información de servicios, sobre todo la relativa a la situación de las carreteras y al estado del tiempo. También es habitual que estos noticiarios incorporen la agenda de actividades previstas para la jornada. En cambio, los informativos nocturnos suelen incluir una tertulia cuyo objetivo es analizar, reflexionar y opinar sobre algunos de los temas que han marcado la actualidad del día.
Otro género que trabaja con la Noticia y que tiene una alta presencia en la programación radiofónica, sobre todo en los magazines de mañana y tarde, es el Avance, una especie de avanzadilla informativa -valga la redundancia-, de aquellos temas que serán tratados en los Servicios Principales de Noticias. A diferencia del Boletín, el Avance es también un género informativo televisivo que, si te fijas, explotan a diario las principales cadenas generalistas españolas (TVE-1, Tele 5 y Antena 3) por la mañana, a media tarde y por la noche.
Por su parte, el Reportaje es un género que se caracteriza por tratar en profundidad un hecho noticioso de mayor o menor actualidad. Se trata de un relato monotemático, cuya riqueza reside precisamente en aportar distintas visiones sobre el asunto tratado, incorporando la voz de los protagonistas del hecho, los antecedentes, las consecuencias, etc. En radio existen distintos tipos de reportajes y diferentes formas de enfocarlos, tal y como describen, por citar solo algunos, los profesores Emili Prado en su libro Estructura de la información radiofónica, o Mariano Cebrián Herreros, en su ya citado Géneros informativos audiovisuales.

Read more…

El blog....un camino

6:24 a. m. |
Estoy ofreciendo un taller a periodistas de San Francisco de Macorís, República Dominicana, sobre producción de programas noticiosos (reportajes, revista radial, noticias sonorizadas y otros aspectos), organizado por el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y la filial del colegio en esa ciudad del norte cibaeño del país.
He aprovechado para suministrar un material de apoyo sobre los Blogs.
Espero lo aprovechen.
El blog es un nuevo camino en la comunicación.
Tengo el material disponible para quienes me escriban a

joserafael.sosa@gmail.com

Anímense.

Gracias a la Licenciada Mercedes Castillo, presidenta del CDP y a los dirigentes del Colegio en SFM.

José Rafael.
Read more…
Scroll to top